AMISTAD

Publicado: marzo 13, 2014 en Uncategorized

FAMOSOS EN LAS VENTAS

Desde tiempos inmemoriales la amistad es uno de los valores más excelentes. A los antiguos les parecía el bien más feliz y más plenamente humano.

Es un afecto mutuo que nace de compartir algún bien, y lleva a comunicar aspectos de la intimidad encontrando coincidencias.

En el mundo del toro se hacen amistades con más facilidad que en otros ámbitos, pues se comparte una afición que produce intercambios de pensamientos, de emociones y opiniones que van generando afecto mutuo. La amistad siempre se tiene que construir sobre algo y la tauromaquia aúna experiencias que facilitan el trato entre personas muy diversas.

vallejo

Sirva de ejemplo la amistad entre Luis Miguel Dominguín y el psiquiatra Juan Antonio Vallejo-Nágera, en la que aparecen algunas de las características que tiene toda amistad: comunicación, coincidencias que llevan al aprecio, afecto mutuo y desinterés, y esa verdad que expresa que toda amistad se prueba con el sacrificio.

Luis Miguel Dominguín y Juan Antonio Vallejo-Nágera (además de psiquiatra fue pintor naif, brillante conferenciante, jugador de polo, escritor, apasionado de la Historia) fueron amigos desde los 20 años hasta el final. La historia de esta amistad está descrita magistralmente por el escritor José Luis Olaizola en el libro, publicado por la editorial Rialp, “La puerta de la esperanza”. Por citar algún detalle de esa amistad, me referiré al año 1989 cuando diagnosticaron un cáncer mortal a Juan Antonio y viaja a la finca de Luis Miguel con la intención de que el torero recupere su fe religiosa. Tienen largas conversaciones y al finalizar una de ellas, cuando Juan Antonio ya había regresado a Madrid, Luis Miguel le telefonea y le dice: “Juan Antonio, dile a tu Dios que yo le ofrezco mi vida por la tuya, y que ese es el primer favor que le pido”. Dios no lo aceptó y Juan Antonio muere unos días después.

Luis miguel dominguin

Es más fácil para los toreros tener un trato sincero y recíproco con otras personas y por lo tanto tener amigos, pues suelen estar acostumbrados a la soledad y a poner su vida en peligro, y eso hace que sean más sensibles al desinterés que es clave para un trato noble. Además toda amistad se construye sobre algo y el mundo del toro es cimiento para hacer amigos.

el cid José Luis Valiente

Manuel Jesús el Cid, en su página web, refiriéndose a su mozo de espadas, José Luis Valiente, dice que “ha estado a mi lado desde que empecé sin caballos. Siempre ha estado mirando por mis intereses. Es una persona de total confianza. Es como un segundo padre para mí. Cada vez que lo he necesitado ha estado ahí, quitando piedras en el camino y haciéndome la vida más fácil”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s